Disfruta andando con el calzado Suizo con colchón de aire

Swiss made Amortiguación del talón Elástico y suave Distribución perfecta de la presión

Microclima para el pie
La estructura alveolar de aire de la suela kybun, forma una cámara de aire entre el pie y el suelo, que a cada paso bombea una quinta parte del volumen de aire al espacio que ocupa el pie. De ese modo genera un agradable microclima para el pie.

Tecnología de sensores para el pie
La flexible y elástica suela con efecto trampolín permite al pie percibir cada matiz del suelo, activando a su vez los receptores del pie, estimuladores de la salud.

Suela con colchón de aire
La suela kybun está realizada de un poliuretano (PU) multicomponente especial en el que se ha integrado millones de burbujas de aire. La suela elástica con su colchón de aire proporciona una amortiguación óptima.

Modelos kybun



Opiniones / Testimonios de clientes

Dr. Konnikov, experto en odontología en el canal de televisión Canal 1 en Rusia

La carga de trabajo en las profesiones médicas es alta, estamos de pie las 24 horas del día. Por eso decidí trabajar con el zapato suizo kybun con colchón de aire. Me alivia las articulaciones y me ayuda a pasar más tiempo de pie sin sentirme cansado o incómodo. ¡Gracias a la suela especial parece que voy "por el aire"!

Stephanie Bruhin, Responsable de tienda en Winterthur, Suiza

Stephanie Bruhin, Responsable de tienda en Winterthur, Suiza

Por supuesto, se anda mucho más fácil y se está más cómodo. Y si trabajas todo el día, es mucho más agradable.

Kathrin Müller-Hänny de Lenzburg, Suiza

El descubrimiento de los zapatos kybun me cambió la vida. Desde que nací vivo con un pie plano. Debido a que obviamente no había zapatos adecuados para mí, mis padres pagaron mucho dinero por zapatos a medida. No tengo buenos recuerdos de ello. Durante la escuela primaria mi madre viajaba conmigo dos veces al año a una tienda especializada en Zurich. Recuerdo las duras horas en la tienda "cansada", a la paciente vendedora con varios zapatos, y con un éxito moderado. Los paseos familiares, los viajes escolares y las vacaciones de esquí fueron en su mayor parte una tortura. En mayo de 2014 descubrí los zapatos kybun, ¡la experiencia del año! Desde entonces puedo andar  durante horas sin dolor. Ando por terrenos duros, p. ej. cuando voy de compras a la ciudad: ¡Ya no me canso y no me duelen los pies!  En el pasado, casi todos los pasos me daban un golpe en la cadera (que ya no estaba muy sana); hoy mis caderas y espalda están en buena forma. En casa, donde tengo suelos cerámicos, estoy contenta con las sandalias kybun. Acompaño a mis nietos durante horas por el Technorama o el zoológico, hago colas o paso mucho tiempo de pie en la cocina, estoy de pie y ¡soy feliz! Es un placer andar erguida y sin dolor.