Disfruta andando con el calzado Suizo con colchón de aire

Swiss made Amortiguación del talón Elástico y suave Distribución perfecta de la presión

Modelos kybun


Microclima para el pie
La estructura alveolar de aire de la suela kybun, forma una cámara de aire entre el pie y el suelo, que a cada paso bombea una quinta parte del volumen de aire al espacio que ocupa el pie. De ese modo genera un agradable microclima para el pie.

Tecnología de sensores para el pie
La flexible y elástica suela con efecto trampolín permite al pie percibir cada matiz del suelo, activando a su vez los receptores del pie, estimuladores de la salud.

Suela con cámara de aire
La suela kybun está realizada de un poliuretano (PU) multicomponente especial en el que se ha integrado millones de burbujas
de aire. La flexible cámara de aire elástica proporciona una amortiguación óptima.

 


Opiniones / Testimonios de clientes

Uri Salzinger, ex-piloto de Spoleto, Italia

Uri Salzinger, ex-piloto de Spoleto, Italia

En octubre de 1993 tuve un aterrizaje de emergencia en el norte de Israel. Despegamos y unos minutos después en el aire, el motor se detuvo de repente. Tuvimos que hacer un aterrizaje de emergencia en una zona muy difícil con muchas piedras y rocas. Afortunadamente, los pasajeros no sufrieron lesiones, pero yo me rompí el tobillo derecho.
Durante 18 meses y tres operaciones, las muletas fueron mis compañeras constantes hasta que pude volver a caminar. Lo he intentado todo, pero hasta hoy no he podido encontrar un calzado adecuado para mí. Un sentimiento desagradable y dolor son mis compañeros. Hace dos meses un amigo me recomendó el calzado kybun. Me lo probé y, ¡me sentí bien! Llevo usando los kybun desde hace 1,5 meses. Por primera vez después del incidente puedo volver a andar sin cojear, sin dolor ni molestias. Puedo volver a caminar distancias más largas. En resumen, ahora estoy muy contento con los zapatos kybun y compraré otro par para el próximo invierno.

Heidi Stäger, Propietaria de una empresa de limpieza en Gais, Suiza

Heidi Stäger, Propietaria de una empresa de limpieza en Gais, Suiza

Debido a que los pies tienen que moverse mucho más, los callos de alguna manera desaparecen. No tengo grietas en invierno. Siempre tuve grietas muy profundas en el talón y, en realidad, en todo el pie. Ya no tengo nada de eso. Todavía tengo que ponerles un poco de crema porque todavía están un poco secos, pero no están tan tan mal como antes.

Michael Hirte, Músico de armónica, de Alemania

Michael Hirte, Músico de armónica, de Alemania

Normalmente tenía un taburete en el escenario. En este concierto también tengo uno porque es más largo. Cuando tocaba durante media hora más o menos, tenía que pedir un taburete y sentarme. Me dolía mucho estar de pie. Ahora con estos zapatos ya no me duele. Puedo estar de pie en el escenario, puedo moverme, puedo tocar y ya nada me duele.