Cinta de andar kybun
Cinta de andar kybun

Disfruta de nuevo del movimiento con la cinta de andar kybun

 

Cinta de andar kybun - ¡Aléjate del dolor!

La cinta de andar kybun, el último invento de kybun, hace que incluso a las personas desmotivadas les guste moverse de nuevo.
 
Una cinta de andar. De acuerdo. ¿Y dónde está la innovación?

La cinta de andar kybun se diferencia de las cintas de correr convencionales no sólo por su aspecto moderno y de alta calidad, sus materiales seleccionados y su ingeniosa tecnología, si no que es único en el mundo gracias a otros dos inventos pioneros de kybun:

  • ¡Anda en casa como en un arrozal!
    La banda de rodadura de las nuevas  cintas de andar kybun, está hecha con láminas del mismo material suave y elástico ya conocido del calzado y las colchonetas kybun. De esta manera, puedes disfrutar de la incomparable sensación de andar por un arrozal durante tu entrenamiento, que ya ha ayudado a decenas de miles de personas en todo el mundo a combatir su dolor.
  • Cuidado/a y entrenado/a
    Tanto si se trata de un paciente en rehabilitación como de un atleta ambicioso: la cinta de andar kybun protege las articulaciones, entrena la motricidad y mejora el rendimiento. En pacientes en rehabilitación, también acelera el proceso de curación sin poner tensión innecesaria en el cuerpo.

Ayuda con la rehabilitación

El material suave y elástico de la superficie de rodadura de la cinta de andar kybun, absorbe los impactos en las articulaciones y evita que las zonas inflamadas vuelvan a irritarse durante la rehabilitación. Por otra parte, asegura que toda la musculatura de las extremidades inferiores se active durante la marcha y debe ser constantemente estabilizada por el paciente. Esto mejora de forma demostrable las capacidades propioceptivas y sensomotoras, así como la coordinación inter/intramuscular.

La segunda novedad mundial: el entrenamiento Mikro-Intervall

La segunda novedad de la cinta de andar kybun es el entrenamiento en microintervalos desarrollado especialmente para la cinta kybun. Hay dos fases independientes: Uno con mayor intensidad y otro exclusivamente coordinativo. Estas fases son muy cortas (de 15 a 30 segundos). La cinta de andar kybun varía tanto en inclinación como en velocidad durante el entrenamiento.

  • En la parte intensiva, los pequeños impulsos musculares pasan a través del cuerpo y relajan los músculos.
  • En la parte de coordinación, los músculos profundos son activados y entrenados. Esto alivia la mayor parte del dolor al andar. Por supuesto, la duración y la intensidad del entrenamiento pueden ajustarse para adaptarse a las necesidades personales y al estado físico.

Lo que cuenta es el cambio

A través del cambio entre una fase intensiva y de una de coordinación, se establecen diferentes puntos focales. Ambas partes conducen a diferentes adaptaciones físicas a medida que pasa el tiempo:

  • La fase de relajación intensiva alivia la tensión y mejora tu condición física.
  • A través de la fase de coordinación se produce una adaptación sensomotora / coordinativa.

Dile adiós al dolor

En la mayoría de los casos la mejora de la postura y la liberación de la tensión ocurre con gran rapidez. Los ajustes condicionales requieren un poco más de paciencia y dependen de la intensidad del entrenamiento que se elija.

Mala postura: Corrección automática

La alternancia de fases obliga al cerebro a prepararse para el correspondiente movimiento. Esto interfiere con el recuerdo de los patrones de movimiento practicados y familiares, lo que obliga al cerebro a percibir y ejecutar los movimientos del cuerpo con mayor atención. De esta manera, la postura incorrecta se corrige automáticamente.

La frecuente alternancia de fases favorece la concentración y la precisión de cada movimiento. Además, el cambio de fase evita la sobreacidificación de los músculos. Esto es especialmente útil para las personas sin motivación y mal estado físico, ya que la sobreacidificación es uno de los principales culpables de hacer que el ejercicio se sienta estresante, desagradable y aburrido.

Por el contrario: la sensación inusual, parecida a la de un trampolín, es un incentivo para que las personas, que de otra manera evitarían tanto las cintas de correr como las de andar, se muevan más y recuperen la forma.

No existen noticias en esta lista.

Millones de entrenamientos posibles

Otra ventaja es que el entrenamiento con microintervalos no es un programa estándar que sea el mismo para todos: la cinta de andar kybun ofrece la posibilidad de crear programas específicos para cada paciente o usuario y así establecer millones de prioridades de entrenamiento diferentes.

Cinta de andar kybun: aléjate del dolor cómodamente.