Redescubrir la alegría del movimiento con la cinta de andar

Redescubrir la alegría del movimiento con la cinta de andar kybun

El movimiento es la mejor medicina y requisito indispensable para tener una vida sana. Desplazarse usando ambas piernas para caminar y correr es la forma más natural de moverse.

El efecto trampolín estimula una tensión y relajación musculares alternas, lo cual optimiza el efecto de fortalecimiento de la musculatura de la pierna, del pie, de la espalda y también la musculatura corporal central, lo cual contribuye a su vez a mejorar el equilibrio y la coordinación. Para aquellas personas que se mueven mucho durante el día o que padecen enfermedades articulares, la cinta de andar kybun es una solución óptima: protege las articulaciones y entrena la motricidad fina que le permite mejorar su capacidad con cada uso.


kybun (DT1060 with motor)

kybun WALKOLUTION (MTD900R)

NUEVO
NUEVO

Andar y correr como sobre un suelo forestal

El excepcional revestimiento de la cinta de andar, con láminas elásticas y suaves sobre una estructura de madera, surgió tras más de dos años de desarrollo e investigación en estrecha colaboración con kubyn, el líder suizo del mercado en zapatos ortopédicos y fisioterapia.

La zona deformable, que se activa con los impulsos, del material de kybun permite que el pie se hunda a diferentes profundidades al pisar una lámina tras otra. Ello garantiza una recuperación elástica óptima y promueve una suave carga alterna constante. Es como andar y correr sobre un suelo forestal blando. La construcción especial patentada que se usa en las colchonetas de kybun, de fama mundial, ha sido probada y certificada, entre otros, por el IGR, Instituto de Salud y Ergonomía, Asociación Registrada.

 

 


La cinta de andar kybun, el último invento de kybun, hace que incluso a las personas desmotivadas les guste moverse de nuevo.

  • ¡Anda en casa como en un arrozal!
    La banda de rodadura de las nuevas  cintas de andar kybun, está hecha con láminas del mismo material suave y elástico ya conocido del calzado y las colchonetas kybun. De esta manera, puedes disfrutar de la incomparable sensación de andar por un arrozal durante tu entrenamiento, que ya ha ayudado a decenas de miles de personas en todo el mundo a combatir su dolor.
  • Cuidado/a y entrenado/a
    Tanto si se trata de un paciente en rehabilitación como de un atleta ambicioso: la cinta de andar kybun protege las articulaciones, entrena la motricidad y mejora el rendimiento. En pacientes en rehabilitación, también acelera el proceso de curación sin poner tensión innecesaria en el cuerpo.

Ayuda con la rehabilitación

El material suave y elástico de la superficie de rodadura de la cinta de andar kybun, absorbe los impactos en las articulaciones y evita que las zonas inflamadas vuelvan a irritarse durante la rehabilitación. Por otra parte, asegura que toda la musculatura de las extremidades inferiores se active durante la marcha y debe ser constantemente estabilizada por el paciente. Esto mejora de forma demostrable las capacidades propioceptivas y sensomotoras, así como la coordinación inter/intramuscular.


La segunda novedad mundial: el entrenamiento Mikro-Intervall

La segunda novedad de la cinta de andar kybun es el entrenamiento en microintervalos desarrollado especialmente para la cinta kybun. Hay dos fases independientes: Uno con mayor intensidad y otro exclusivamente coordinativo. Estas fases son muy cortas (de 15 a 30 segundos). La cinta de andar kybun varía tanto en inclinación como en velocidad durante el entrenamiento.

  • En la parte intensiva, los pequeños impulsos musculares pasan a través del cuerpo y relajan los músculos.
  • En la parte de coordinación, los músculos profundos son activados y entrenados. Esto alivia la mayor parte del dolor al andar. Por supuesto, la duración y la intensidad del entrenamiento pueden ajustarse para adaptarse a las necesidades personales y al estado físico.

Lo que cuenta es el cambio

A través del cambio entre una fase intensiva y de una de coordinación, se establecen diferentes puntos focales. Ambas partes conducen a diferentes adaptaciones físicas a medida que pasa el tiempo:

  • La fase de relajación intensiva alivia la tensión y mejora tu condición física.
  • A través de la fase de coordinación se produce una adaptación sensomotora / coordinativa.

Dile adiós al dolor

En la mayoría de los casos la mejora de la postura y la liberación de la tensión ocurre con gran rapidez. Los ajustes condicionales requieren un poco más de paciencia y dependen de la intensidad del entrenamiento que se elija.

Mala postura: Corrección automática

La alternancia de fases obliga al cerebro a prepararse para el correspondiente movimiento. Esto interfiere con el recuerdo de los patrones de movimiento practicados y familiares, lo que obliga al cerebro a percibir y ejecutar los movimientos del cuerpo con mayor atención. De esta manera, la postura incorrecta se corrige automáticamente.

La frecuente alternancia de fases favorece la concentración y la precisión de cada movimiento. Además, el cambio de fase evita la sobreacidificación de los músculos. Esto es especialmente útil para las personas sin motivación y mal estado físico, ya que la sobreacidificación es uno de los principales culpables de hacer que el ejercicio se sienta estresante, desagradable y aburrido.

Por el contrario: la sensación inusual, parecida a la de un trampolín, es un incentivo para que las personas, que de otra manera evitarían tanto las cintas de correr como las de andar, se muevan más y recuperen la forma.


Millones de entrenamientos posibles

Otra ventaja es que el entrenamiento con microintervalos no es un programa estándar que sea el mismo para todos: la cinta de andar kybun ofrece la posibilidad de crear programas específicos para cada paciente o usuario y así establecer millones de prioridades de entrenamiento diferentes.

Cinta de andar kybun: aléjate del dolor cómodamente.